Noticias

A través del un trabajo conjunto y coordinado con el Programa Subsectorial de Irrigación, ALAC contribuirá con la construcción de 8 nuevos microrreservorios familiares en el ámbito de Conga.

En el marco de un trabajo en alianza, el Programa Subsectorial de Irrigación (PSI), del Ministerio de Agricultura, las Juntas de Usuarios del río Chonta y Mashcón y la Asociación Los Andes de Cajamarca (ALAC) vienen ejecutando la construcción de sistemas de riego tecnificado, regulados por microrreservorios, infraestructuras que dotarán de agua para riego a la zona aledañas a ambas cuencas, mejorando sus sembríos e incrementando la productividad de su ganadería.

Para este proyecto, ALAC organismo corporativo de Yanacocha, ha contribuido con el financiamiento de la elaboración de los perfiles, expedientes técnicos y el 10% del costo total de la obra, teniendo como contrapartida para la construcción al PSI.

En el marco de este convenio, se han dictado distintos cursos de capacitación a los usuarios, orientados al mejor uso y mantenimiento de los sistemas, además de la  formación de técnicos en Instalación, Operación y Mantenimiento de Riego Tecnificado por Aspersión, los cursos estuvieron organizados por el PSI y participaron un total de 26 personas, quienes se encuentran preparadas para solucionar eventualidades que pudiera presentarse durante la vida útil de su reservorio.

El pasado 04 de diciembre culminó la capacitación, que comprendió 07 sesiones teórico prácticas, con una ceremonia de clausura en la que participaron representantes del Ministerio de Agricultura – PSI, de la Junta de Usuarios del Chonta, de Yanacocha y en la que los representantes de ALAC entregaron un kit paracada uno de los participantes, con herramientas  básicas e indispensables para el mantenimiento y adecuado funcionamiento de su estructura hídrica. Además de su certificado, las personas capacitadas recibieron un manual y un video tutorial que les servirá de guía y consulta.

Invertir en temas de capacitación es de gran importancia para la transferencia de conocimientos y la sostenibilidad de los proyectos, pues contribuye a garantizar su funcionamiento y sobre todo el acceso de agua para riego durante todo el año, repercutiendo  en la mejora de su calidad de vida.

“He aprendido mucho en esta capacitación, pues antes nunca habíamos tenido estos cursos, esto nos va a servir por ejemplo para saber manejar las válvulas del reservorio, ver el drenaje, y con la caja de herramientas que nos han dado ya tenemos para cualquier avería y ya nosotros lo podemos reparar. Felicito a mi grupo de gestión, a los ingenieros del PSI y de ALAC porque esto también  va a ayudar a mejorar nuestra agricultura y así evitar la migración de nuestros jóvenes", manifestó contento Aladino Rabanal Cacho, uno de los usuarios participantes del proyecto.