Noticias

En el marco del cierre del proyecto “Casa Segura Rural” impulsado por la Asociación Los Andes de Cajamarca (ALAC), organismo corporativo de Yanacocha, HIDRANDINA y el Proyecto Energía Desarrollo y Vida – EnDev / GIZ.

Cerca de 800 familias y 7 instituciones educativas de los distritos de Huasmín y La Encañada, participaron del proyecto denominado “Casa Segura Rural”, el mismo que promovió el acceso seguro a la electricidad, y orientó la identificación e implementación de 20 emprendimientos productivos familiares, basados en el uso productivo de la electricidad.

En una significativa ceremonia, que contó con la presencia de pobladores autoridades comunales e instituciones participantes, un total de 22 instaladores eléctricos, que fueron capacitados por el proyecto, recibieron su constancia, avalada por HIDRANDINA, EnDev – GIZ  y ALAC; por la correcta instalación de conexiones básicas seguras. Dicha ceremonia, sirvió de marco para el cierre de este importante proyecto que duró 12 meses y culminó en septiembre de este año.

Cada uno de los instaladores, llegó a realizar un promedio de 45 instalaciones domiciliarias en su zona. Los caseríos de Piedra Redonda El Amaro, Quengorío Alto, Namococha, El Alumbre, San Nicolás, San Juan de Yerba Buena, El Valle, Buena Vecindad, Coñicorgue, Alto # 8, Huangashanga fueron los que participaron en el proyecto.

Juan Carlos Chávez, un joven instalador eléctrico del caserío de Huangashanga, distrito de Huasmín, en Celendín, comentó:“Me siento muy contento porque tengo un trabajo adicional al que desempeño, he aprendido mucho lo que antes no sabía. Yo hice instalaciones en 49 domicilios, pero aparte me han contratado en otras casas para hacer sus conexiones eléctricas de manera segura, ya que antes no era así. Esta capacitación, que ha realizado HIDRANDINA, con ALAC y la GIZ, me ha servido de mucho para mejorar mis ingresos”.

Por su parte, el teniente gobernador del caserío San Juan de Yerba Buena, Leoncio Tasilla, manifestó:“Este proyecto ha sido importante para la comunidad, antes no contábamos con luz,  ahora la gente está contenta de lo que se ha podido lograr. Nuestra escuela ya tiene luz y eso es muy importante para la educación, por eso me siento agradecido que Yanacocha, la cooperación alemana e HIDRANDINA hayan hecho una alianza para gestionar este proyecto y apoyarnos con los materiales y la capacitación de los técnicos”.