Noticias

Artículo publicado en Perú 2021

El contexto actual en el que se desenvuelven las organizaciones, exige que la empresa se convierta en un agente para el beneficio del mundo, a través de la incorporación de la Responsabilidad Social como una filosofía organizacional; en la que el éxito empresarial implica ir más allá de los buenos resultados económicos. Para el mundo de hoy, las empresas son responsables, también, por el desarrollo Social y Ambiental así como del reporte de sus resultados en estos aspectos.

La RSE es la forma ética de gestión que implica la inclusión de las expectativas de todos los stakeholders o grupos de interés (accionistas, colaboradores, clientes, comunidad, medio ambiente, gobierno y proveedores) relacionados a la empresa en el planeamiento estratégico de la misma. El objetivo de la RSE es promover el desarrollo sostenible sobre la base de un enfoque de triple línea de acción (balance económico, ambiental y social).

La empresa debe satisfacer dos necesidades básicas: Primero, proveer bienes y/o servicios que la gente no puede hacer por sí misma de manera eficiente. La empresa debe hallar una necesidad y satisfacerla. Y, segundo, la empresa debe satisfacer una necesidad social. Bajo este punto de vista; de un modelo de gestión orientado exclusivamente a los resultados económicos se hace preciso encaminarse a otro más complejo y multidimensional, en el cual agreguemos confianza y valor a las relaciones con todos los grupos de interés de nuestra empresa, como camino para lograr las sostenibilidad de nuestro negocio.

El incorporar programas de gestión socialmente responsables, ayudará a la organización a tomar mejores decisiones, a construir un futuro sostenible para la empresa y su comunidad, y a crear una excelente imagen de su marca y organización; es decir, es económicamente rentable. Por ejemplo, en los costos operativos se da una reducción en los gastos de contratación y entrenamiento ya que se disminuye la rotación de personal. El consumidor informado prefiere adquirir productos y/o servicios de empresas que causan impactos positivos en la sociedad y que no dañan el medio ambiente.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se está transformando de manera creciente en una variable competitiva de reconocimiento mundial. La experiencia de Perú 2021 en estos últimos 10 años da cuenta de que la sociedad en general, espera, e incluso exige que las empresas sean el agente de cambio para mejorar su calidad de vida.