Noticias

Pobladores de los distritos de La Encañada y Huasmín fueron capacitados en las instalaciones eléctricas domiciliarias seguras

En el marco del Proyecto “Casa Segura Rural y Uso Productivo de la Electricidad en 11 comunidades de los distritos de Huasmín y la Encañada”,  se llevó a cabo el curso – taller en instalaciones eléctricas domiciliarias seguras. Esta iniciativa es impulsada por la alianza público privada en la que participan la Asociación los Andes de Cajamarca - ALAC, que con recursos del aporte voluntario de Yanacocha financiará  la compra de kits para las instalaciones domiciliarias, siendo la Cooperación Alemana  e HIDRANDINA, quienes se encargan de la capacitación técnica.

El curso contó con la participación de 26 pobladores de 10 comunidades del ámbito de intervención del proyecto Conga; y la facilitación estuvo a cargo de especialistas de HIDRANDINA y la cooperación Alemana, con la finalidad de mejorar las capacidades de pobladores de las comunidades de los distritos de Huasmín y la Encañada en “Instalaciones Eléctricas Domiciliarias Seguras”. Asimismo adquirir conocimiento referidos a la normatividad vigente del sector eléctrico relacionado a instalaciones eléctricas domiciliarias.

Durante tres días los participantes aprendieron y fortalecieron sus conocimientos en normativa de instalaciones eléctricas domiciliarias, pasos para realizar una instalación eléctrica, simbología y diagramas, elaboración de planos, instalación de tablero eléctrico, entre otros. Temas básicos para poder realizar una conexión eléctrica sin riesgo, que, además, fueron evaluados para su certificación.

Esta actividad resulta de gran importancia para generar desarrollo de capacidades locales, contando así con “instaladores” en las comunidades quienes serán los encargados de realizar las conexiones eléctricas seguras en las 1,013 familias consideradas por el proyecto.

“La capacitación ha sido de un gran éxito, porque creo que nos ha servido a mejorar nuestro conocimiento ya que algunos hemos sabido ya alguito. En primer lugar hemos visto lo teórico y luego hemos aprendido desde como leer el medidor hasta la instalación de la cuchilla y cómo hacer el sistema eléctrico. Además ya hemos elegidos a 3 personas de cada caserío, para poder hacer más rápido el sistema de electrificación de los hogares de cada uno de los pobladores de nuestra zona”, así lo manifestó Humberto Sanchez Guerra, poblador  del Caserío San Nicolás.

Finalmente se tiene previsto realizar un diagnóstico en la zona de intervención del proyecto Casa Segura Rural, ubicando a las familias que vienen realizando algunos emprendimientos productivos, basados en el uso de la energía eléctrica, así como recoger información sobre las cadenas productivas posibles de desarrollar. Con esta información se realizará una propuesta para el fortalecimiento y desarrollo de los emprendimientos identificados.