Noticias

Cajamarca está construyendo su Plan de Desarrollo Concertado; en y desde sus 13 provincias; 10 lo hacen de forma individual y 03 de forma mancomunada (San Pablo, San Miguel y Contumazá).
 
Por: Telmo Rojas Alcalde
Miembro Equipo Técnico Regional - PDRC
Informar sobre el Plan de Desarrollo Regional Concertado es importante para difundir actividades propias del proceso; sin embargo, también lo es el difundir las decisiones, sentires y deseos que direccionaron la planificación hacia un trabajo concertado de construcción. Así, la decisión de “construir” sobre el “actualizar” se expresa en las razones que damos a conocer.
 
PECADOS Y TALLERES DEL PDRC
 
Inicialmente se programó actualizar el Plan Maestro: Cajamarca al 2010, formulado una década atrás, con algunos pecados redimibles:
 
Primero, fue demasiado sectorialista con 18 mesas temáticas aisladas entre sí, relegando toda particularidad territorial provincial.
 
Segundo, se recogieron más de 1,500 ideas de inversión finalmente inmanejables, sin priorización concertada, ni localización territorial. Esto hizo que su ejecución sea responsabilidad de todos, pero también de nadie.
 
Tercero, el análisis integral y presentación del Plan quedó a cargo de consultores y en su ejecución no tuvo monitoreo ni fiscalización.
 
Cuarto, el Plan terminó archivado en anaqueles burocráticos. La mayoría poblacional lo desconoce y por ende, sucesivos gobiernos regionales y locales invirtieron dinero público a espaldas de la voluntad ciudadana. Por ello, el centralismo intra regional, siguió viviendo.
 
En este contexto, de julio a septiembre, la fase I de “11 Talleres Provinciales” abordaron, desde las provincias hacia la región, procesos en curso; tales como: locales, regionales, nacionales y mundiales; construcción de la Visión, identificación de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (FODA). El I Taller Integrador, sintetizó para Cajamarca la Visión regional y eligió 05 ejes estratégicos: social-cultural, económico, ambiental, tecnológico e institucional.
 
Hasta fines de noviembre, la fase II de “11 Talleres Provinciales” recogerá en cada eje: objetivos, proyectos y programas del PDRC. Nuevos talleres recibirán aportes de clubs provinciales de paisanos residentes en Lima y de otros grupos representativos regionales.
 
El Taller Integrador II, fusionará todos los aportes participativos provinciales, tornando más viable la descentralización regional.
 
¿Por qué construir, antes de actualizar?
 
No se puede actualizar lo que sólo parcialmente ha sido puesto en uso. Al “Plan Maestro Cajamarca al 2010” lo desconoce la población, pero se necesita hacer un balance de lo avanzado, en tanto plan rector regional vigente y de los planes estratégicos provinciales y distritales que las municipalidades formularon.
 
Los tiempos cambian y las visiones también. Necesitábamos construir nuevo PDRC antes que actualizar, superando nuestra dispersión vial y comercial y sentimientos provincianos contra Cajamarca, la centralista provincia capital. Ello exigió que cada provincia sea responsable de construir, ejecutar y fiscalizar sus propios planes de desarrollo regional. Para hacerlo se creó un equipo técnico regional (ETR) y 13 equipos técnicos locales (ETL) liderados por cada gobierno local.
 
En el ETR participan 16 instituciones públicas y privadas, coordinadas y conducidas por el Gobierno Regional a través de la gerencia de planificación y presupuesto. El núcleo profesional y técnico encargado de facilitar el PDRC, se premunió de una metodología creadora de consensos, cuya efectividad se refleja en la calidad de productos obtenidos, porque recoge, integra y sintetiza aportes individuales y grupales de todos los asistentes.
 
Otros efectos metodológicos han sido lograr calidad representativa, recoger y respetar múltiples voces y comenzar a recuperar la fe y esperanzas perdidas. La convocatoria apostó por priorizar en talleres “calidad sobre cantidad” de actores sociales representativos y trasladó la responsabilidad de construir el PDRC desde y en cada provincia. La representación y aportes tienen notables mejoras del primer al segundo taller provincial.
 
Los equipos técnicos del ETR y los ETL, solo facilitan recoger y sintetizar los aportes de cada provincia sin manipulación alguna. Las voces “propositivas” y “anti”, siguen tal cual se aprobaron por consenso. Por ello, los paisanos de cada provincia han asumido el reto de construir el PDRC con aportes de cada cual en su territorio y, están recuperando fe en batir al centralismo “madrastro” de la capital de Cajamarca para construir juntos una región integrada y competitiva.
 
El Reto por Afrontar
 
Todas las provincias sin excepción tienen el reto de encontrar como exigir que el PDRC se aplique en su integridad, aún cuando los gobiernos local y regional cambien. La responsabilidad de hacerlo recae en la población organizada de cada provincia y pasa por cumplir los siguientes requisitos.
 
Uno, que en el PDRC final cada provincia vea reflejado sus aportes, sientan suya la integración a nivel regional, lo repliquen y adapten hacia sus distritos y centros poblados. Dos, el informe final debe tener menos de 150 páginas, además de una versión amigable y gráfica a difundir masivamente. Tres, los políticos y la sociedad civil deben incorporar y exigir estos aportes en las campañas electorales que se avecinan. Y cuatro, el sistema de monitoreo y fiscalización requiere de activa y efectiva vigilancia ciudadana.
 
Una feliz iniciativa para que los clubs provinciales de residentes en Lima participen en la elaboración del PDRC, permitirá que nuestros paisanos emigrantes conozcan lo que proponen sus coterráneos, lo yapen con sus aportes y experiencias, y desde la capital ayuden en gestiones al tiempo que apoyan y fiscalizan su cumplimiento. De este modo, todos ganaremos.