Noticias

Iniciativa es impulsada por la Municipalidad Distrital de la Encañada en convenio con la GIZ, Hidrandina y el Programa Minero de Solidaridad con el pueblo de Cajamarca de minera Yanacocha

Este jueves 19 de julio, en la institución educativa en el caserío San Pedro de Combayo se realizó una significativa ceremonia de inauguración y entrega de certificados del programa denominado “Casa Segura” el mismo que ha sido gestionado por la Municipalidad Distrital de la Encañada y ejecutado por la Cooperación Alemana (GIZ), contando con el aporte económico del Programa Minero de Solidaridad Cajamarca, de minera Yanacocha.

“Casa Segura” complementa el Programa de Electrificación Rural promovido por el gobierno central, y consiste en la capacitación a jóvenes de las zonas rurales en electricidad para que sean ellos quienes se encarguen de realizar las conexiones e instalaciones eléctricas de manera adecuada y segura en sus comunidades.

El proceso de capacitación fue realizado por la cooperación alemana (GIZ), siendo 26 jóvenes de los distintos caseríos de la Encañada, certificados como técnicos en electricidad, quienes ya han realizado las instalaciones eléctricas en 1,244 domicilios de las familias beneficiadas con el Programa de Electrificación Rural en la Encañada. La capacitación se dio a 300 personas en total.

Con la ejecución de este programa se contribuye a mejorar la calidad de vida de las familias que viven en el ámbito de Yanacocha, quienes a pesar de contar con energía eléctrica, no habían utilizado el servicio adecuadamente, por la falta de conocimiento técnico o por no tener personal calificado para realizar las conexiones de  manera segura en la zona. A partir  de  ahora  los  caseríos de  La  Encañada, contarán con  jóvenes  comuneros  capacitados  ,   que   pondrán   sus

conocimientos en práctica, evitando futuros accidentes y garantizando las condiciones de seguridad y buen funcionamiento de las instalaciones eléctricas.

Es así como el trabajo coordinado y concertado entre el gobierno local, empresa privada y cooperación internacional, se unen para fortalecer el Programa de Electrificación Rural trayendo consigo progreso, mejores condiciones de vida y capacidades productivas para todos.